El Magnesio

Nutrición
el magnesio

El Magnesio

Magnesio: El Mineral Milagroso para Tu Bienestar

El magnesio, ese mineral del que todos hemos oído hablar, pero ¿realmente sabemos lo suficiente sobre él? A mi personalmente me ha llevado al siguiente nivel optimizando al máximo mi salud y mis entrenamientos. Este artículo se sumerge en el mundo del magnesio, revelando por qué es tan crucial para nuestra salud, los beneficios que ofrece, dónde podemos encontrarlo en nuestra dieta y qué pasa si no obtenemos la cantidad que necesitamos.

El Magnesio es el séptimo elemento en abundancia constituyendo el 2% de la corteza terrestre y el tercero más abundante disuelto en el agua de mar. El ion magnesio es esencial para todas las células vivas.

El magnesio es importante para la vida, tanto animal como vegetal. Por ejemplo la clorofila (que interviene en la fotosíntesis) es una sustancia compleja de porfirina-magnesio.

el magnesio

Los Imprescindibles Beneficios del Magnesio

El magnesio juega un papel estelar en nuestra salud, involucrado en más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo. Aquí te contamos algunos de sus beneficios más destacados:

  • Mejora del Sueño: El magnesio regula los neurotransmisores involucrados en el sueño, promoviendo un descanso nocturno reparador.
  • Salud Ósea: Es vital para la salud de los huesos, trabajando en conjunto con el calcio y la vitamina D, ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes.
  • Control del Estrés: Actúa como un relajante natural, ayudando a gestionar el estrés y la ansiedad.
  • Función Muscular: Esencial para la contracción y relajación muscular, previniendo calambres y espasmos.
  • Mejora el tracto Intestinal: Previene los cálculos renales actuando como un laxante suave y antiácido.
  • Efectivo en las convulsiones del embarazo: previene los partos prematuros manteniendo al útero relajado e interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.
  • Papel fundamental en la Homeostasis: Actúa controlando la flora intestinal y nos protege de las enfermedades cardiovasculares. Favorable para quien padezca de hipertensión.

¿Qué Pasa si No Consumimos Suficiente Magnesio?

La deficiencia de magnesio, aunque rara pero cada vez más común debido a los pesticidas, puede tener consecuencias serias para la salud. Algunos de los síntomas y problemas relacionados con la falta de este mineral incluyen:

  • Fatiga y debilidad muscular
  • Problemas de sueño
  • Osteoporosis
  • Presión arterial alta
  • Arritmias cardíacas
  • Caries

El exceso de calcio disminuye la absorción de magnesio por lo que no hay que abusar de la leche. El exceso de fósforo también produce la mala absorción de magnesio así como también los fosfatos de algunos tipos de salchichas, quesos, helados y todas las bebidas basadas en cola.

Cómo Asegurarte de Obtener Suficiente Magnesio

Incorporar una variedad de fuentes de magnesio en tu dieta es la manera más natural de asegurarte de que estás obteniendo suficiente. Si consideras que no puedes alcanzar la ingesta recomendada solo con la dieta, hablar con un profesional de la salud sobre la suplementación podría ser una opción.

Yo por ejemplo tomo cada día Magnesio como suplemento y la verdad es que me va genial para recuperar en el entrenamiento, para mi es fundamental, ya que como os decía hoy en día el suelo cada vez tiene menos minerales debido al excesivo cultivo y uso de pesticidas.

Síntomas de la carencia de magnesio

La insuficiencia de magnesio se pueden detectar a través de la irritabilidad y la inestabilidad emocional acompañada de disminución de los reflejos, descoordinación muscular, apatía y debilidad, estreñimiento, trastornos premenstruales, falta de apetito, náuseas, vómitos, diarreas, confusión, temblores.

¿Dónde Encontrar Magnesio?

Afortunadamente, el magnesio se encuentra en una variedad de alimentos, lo que hace relativamente fácil obtenerlo de una dieta bien balanceada. Algunas de las mejores fuentes incluyen:

  • Verduras de hoja verde: como la espinaca y la acelga.
  • Frutos secos y semillas: especialmente girasol, sésamo, almendras, pistacho, avellanas, nueces, semillas de calabaza y semillas de chía.
  • Legumbres: como los frijoles negros, soja, alubias, lentejas y los garbanzos.
  • Cereales integrales: como el trigo bulgur y la quinoa.
  • Chocolate negro: además de ser delicioso, es una buena fuente de magnesio.
  • Entre los cereales: germen de trigo, levadura, mijo, arroz y trigo.
  • Y en los germinados: ya que la clorofila contiene magnesio.

 

Hay que tener en cuenta:

  • Solo del 30 – 40 % es absorbido por nuestro cuerpo y depositado en el intestino delgado.
  • La refinación de alimentos produce una perdida entre el 85 – 99 % de magnesio y la cocción produce un 50 % de pérdida.
  • Antes los alimentos eran más ricos en Magnesio ya que los agricultores utilizaban estiércol animal. Ahora con los abonos químicos los alimentos lo contienen en menor cantidad.

Conclusión

El magnesio es más que un simple mineral; es una pieza clave del puzzle para mantener nuestro cuerpo funcionando en su mejor forma. Desde fortalecer los huesos hasta mejorar el sueño y reducir el estrés, los beneficios de asegurarse de tener una ingesta adecuada son claros. Así que, ya sea a través de tu dieta o con ayuda de suplementos, darle al magnesio el lugar que se merece en tu vida podría ser el secreto para alcanzar un bienestar óptimo.

 

Saludos a todos y que tengan un buen entreno!!!

 

Oriol Peña

 

 

Tags :
dieta saludable,entrenador personal Barcelona,magnesio,nutrición

Comparte si te ha gustado :

Categorías

Entradas recientes

Categorías